Carbonera -Palencia-

Publicado: enero 13, 2014 en Uncategorized
Etiquetas:, , , , , , ,

Sonidos del más allá, ruidos extraños, lamentos, llantos… El vagar eterno de unas almas que quedaron “en este lado”… Así es como en Carbonera, humilde localidad palentina, unos vecinos vivieron momentos de terror indescriptibles…

Unos decían que era un anima del cielo que venía a recordar algo a una familia, porque en esa casa todas las noches, cuando se escuchaban los misteriosos balidos, se movían las sillas, las mesas, los platos se rompían, las vacas se desataban de sus pesebres.

Las gentes atemorizadas, se organizaron en verdaderos ejércitos para batir a esta aparición enigmática, que nunca fue vista por nadie, y, sin embargo todas las noches, por espacio de mucho tiempo, sembró la alarma en el poblado.

Y como suele suceder cuando no se encuentra una explicación racional a los hechos, es cuando surge la leyenda, así que aquellos atemorizados campesinos comenzaron a contar historias terroríficas.

La primera historia que contaron los mayores de Carbonera, acaeció hace algunos años:

Cierto día después de muchos de desaparición, encontraron en pleno valle de Valdejuelo el cadáver de un sacerdote asesinado brutalmente, nadie supo adivinar el motivo de tal crimen, pues el cura rural era un hombre de bien. Por más que las autoridades investigaron para hallar al autor del crimen, jamás fue encontrado, ¿será el alma del cura, quien emite los extraños sonidos, reclamando justicia?

Otros cuentan que los misteriosos sonidos obedecen a un alma que pide perdón:

Se trataba de una noble dama que se aposento por aquellos lares y que era poseedora de una gran fortuna. Jamás esta mujer dio una limosna, ni una palabra de alivio a los pobres que se acercaron hasta la puerta de su casa. Jamás tuvo piedad de aquellos labriegos acosados por los vencimientos de las hipotecas que no podían cancelar debido a las malas cosechas. Así que cuando la linajuda dama murió nadie rezo por su alma.

Hay más sorprendentes historias como la que aseguraba que la responsable de aquellos lastimeros sonidos era una bruja de San Pedro de Cansoles que fue encontrada ahorcada en su casa ó aquella en la que se aseguraba que misteriosos fenómenos tenían lugar en una de las casas de Carbonera:

«Las portoneras cerradas, que a la mañana siguiente aparecían abiertas sin que nadie se hubiera acercado a ellas. Las mantas arrebatadas fantasmagóricamente de las camas, los platos partidos en cien pedazos al amanecer ».

Y por último otra leyenda que hace referencia a que aquellos balidos amedrentadores eran un anuncio cierto de una próxima guerra. Se fundaban en que las otras dos veces que resonaron a lo largo del valle coincidieron con terribles contiendas. Y que mayor contienda que la Guerra Civil española que comenzó poco después.ImagenImagenImagenImagen

comentarios
  1. angelgarciadeldujo dice:

    pues la verdad es que yo soy de Carbonera y no me reconozco en muchas de las cosas que aquí se dicen.

  2. julio dice:

    todo esto de carbonera fue una historia tonta que alguna mente maligna y poco iluminada se invento.Larealidad es que nunca nadie vió ni una sola imagen de aquellos aconteceres,si bien es cierto movia grandes masas de gentes que al no tener tv ni medios con los que distraerse y matar las largas tardes de invierno les sirvió de telenovela de la epoca.

  3. Juan Carlos dice:

    Yo tambien soy nacido en Carbonera y no he oido esas historias. La historia que yo siempre he oido a mis mayores es que en las coplas que se cantaban antigüamente a Carbonera se la conocía como “el pueblo donde berró” la cabra y contaban que era porque en algunos valles del pueblo se oía una especie de berrido de cabra que todo parece apuntar a que era el sonido que emiteun ave ciertamente apreciada por los cazadores, la becada ( Chochaperdiz), en ciertas épocas y que se asemeja a el berrido de una cabra.

    La verdad es que la guerra civil no queda tan lejos en la memoria histórica y se me hace raro que no me suene nada de un cura que apareció muerto en Valdejuelo. Si ocurrió un asesinato de un cura (que por cierto creo que tenía poco de santo), pero fué en un pueblo cercano, y ya unos cuantos años despúes de la Guerra Civil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s